domingo, 18 de agosto de 2013

Curiosidades sobre la esclavitud (2): Venta de madre e hijo y posibilidad de libertad.

“Málaga, dos de diciembre de 1633, Cristóbal de Atencia Salazar otorga que vende a Pedro del Rey, vecino de la ciudad de Granada, una esclava llamada Jacinta con un niño hijo suyo de edad de dos años llamado Antonio, que la dicha esclava es de color membrillo cocho, de dieciocho a veinte años, sin hierro ninguno; los cuales le vende, la dicha Jacinta por precio de cincuenta ducados de plata y el dicho Antonio, su hijo, por cuarenta y dos ducados y medio en vellón, todo lo cual recibe ahora de contado y de lo que se da por entregado. Y se los vende con la condición de que en ninguna forma Pedro ha de poder vender, empeñar ni dejar en esta ciudad a los dichos esclavos por ninguna causa, y si lo hiciere o vinieren a esta ciudad los dichos esclavos, Cristóbal los ha de poder llevar a su casa y servicio y quedarse con ellos en posesión y dominio como cosas suyas propias. Y que pagando la dicha Jacinta los referidos cincuenta ducados de su precio, debe quedar libre. Y con estas condiciones le transfiere todos los derechos de posesión que sobre los referidos esclavos tiene…”